No sé si esto que está sucediendo esta temporada ha sucedido de una manera tan profusa en anteriores ocasiones, pero en este inicio de temporada está habiendo una gran cantidad de montajes que vuelven a los escenarios después de un tiempo sin ser representados. Afortunados masked-cartelregresos, como es el caso de “Masked” que después de haberse representado en las tristemente desaparecidas La Guindalera y El Sol de York, ahora recae en los Teatros Luchana.

Siempre es una alegría saber de estos regresos, volver a tener la posibilidad de revisitarlos y poder llegar a un público que, por la circunstancia que fuera, no había podido verlos en su momento.

“Masked” es una función escrita por el israelí Ilan Hatsor hace 26 años, que trata el conflicto Palestino-Israelí desde el punto de vista del individuo, llevándolo al terreno familiar. El autor nos sitúa en un pueblo de la franja donde tres hermanos se reencuentran: Dauod, el hermano mayor, que trabaja en territorio Israelí. Naim, el mediano de los tres, que pertenece a la resistencia y vive oculto en las montañas, y Khalid, el más pequeño que también pertenece a la resistencia, que trabaja en una pequeña carnicería y es el sustento de la familia. Naim baja de las montañas para aclarar la situación y las sospechas que recaen sobre su hermano mayor, a quien acusan de ser un colaborar israelí. El tiempo apremia, en breve vendrán a buscar a Dauod para interrogarle y su hermano quiere saber la verdad antes de que eso ocurra. A partir de ese momento los tres hermanos deberán enfrentarse a la verdad de su relación, al dolor de una realidad que hará que deban elegir entre la lealtad y los lazos familiares o las convicciones e ideales de un conflicto del que son meras víctimas.

Este montaje está dirigido por la certera mirada de Íria Márquez, una voz que se mueve discreta por el panorama teatral, pero que nos deja perlas del calibre de este “Masked”, que ha perdurado firme en la memoria de quienes ya lo vimos en sus anteriores reposiciones y que resurge tan rotunda. Hacen falta más voces como la suya.

Pedro Santos, Antonio Lafuente, que se alterna con Mon Ceballos, y Carlos Jiménez Alfaro son los encargados de dar vida al miedo, la rabia y el dolor de estos tres hermanos. Se agradece poder disfrutar de trabajos tan comprometidos como los suyos. El juego a tres bandas que se marcan es soberbio, preciso y absolutamente bien rematado. Carlos Jiménez Alfaro interpreta al pequeño de los tres hermanos, Khalid. Un trabajo lleno de generosidad, si bien su personaje es el que menos peso dramático tiene en el desarrollo de la función, siempre está presente y su punto de vista y su evolución son indispensables, es complicado convencer con un personaje así y él lo logra. Antonio Lafuente es el encargado de dar vida al hermano mediano, Naim, y nos regala un viaje potentísimo a través de su conflicto interior, personalmente creo que es de las composiciones más bellas que he visto a este actor. Y Pedro Santos que, con su hermano mayor, Dauod, nos da una lección llena de verdad, ¡un ejercicio aplastante!, no se puede trabajar mejor los mil giros a los que está expuesto su personaje en este texto y sacarles tanto provecho.

Una función dura, que no hace concesiones a la hora de mostrarnos un conflicto que se hace todavía más terrible al personalizarlo y vivirlo de puertas a dentro, dejándonos ver cómo los radicalismos y el virus de la duda desintegra hogares; de cómo se instala en los núcleos familiares, dinamitándolos desde dentro. “Masked” nos abre una rendija por la que poder mirar una realidad que a nosotros, tristemente, no nos supone más que otro titular en un telediario a mediodía. Una propuesta sobresaliente que nadie debería dejar pasar, tanto por su texto, como por su dirección y sus interpretaciones que son auténticos puñetazos en la boca del estómago. Hay que verla, aunque duela.

FICHA:

Título: Masked Autor: Ilan Hatsor Dirección: Íria Márquez Elenco: Pedro Santos, Antonio Lafuente/Mon Ceballos, Carlos Jiménez Alfaro Iluminación: Sergio Balsera Escenografía y Vestuario: Íria Márquez Producción: Arpillera Teatro Lugar: Teatros Luchana