UCPC-CARTELCreo que para contar bien mi visión acerca de “Una Corona Para Claudia”, lo mejor es remontarme unos meses atrás, cuando la vi por primera vez:

Todo comenzó en el Primer Certamen de Teatro organizado por Claudio Sierra y Ramón Quesada desde Arte4 Estudio de Actores, -Gracias por abrir una puerta a la creatividad de las compañías emergentes- Me llamaron para acudir como miembro del jurado de este primer certamen, ni qué decir tiene que me sentí felizmente honrado y bastante flipado: “¡¿Yo jurado teatral?!”; y como no sé resistirme a los caramelitos y me apunto a un bombardeo, acepté encantadísimo. ¡No sabéis con qué gusto lo disfruté! Fue un placer sentir las ganas y la energía que derrocharon las compañías participantes.

Entre estas compañías se encontraba una que para mi sorpresa se había lanzado a crear un musical de pequeño formato, y los que me conocéis ya os imagináis que con eso ya lograron captar toda mi atención. Me senté con mis ojos y oídos bien abiertos, dispuesto a que me contaran y descubrí una historia que respiraba a través de canciones originales, pero sin intensidades ni excesos musicaleros; me gustó que se olvidaran de monsergas y optaran por la sencillez, que quisieran contar una historia inspirada en aquello que les rodea, en el día a día que corresponde a su edad, inventando e interpretando personajes cercanos, identificables, que nos contaran de su propia realidad desde una visión desprejuiciada, a veces un poco tópica y naif, pero desde un lugar sin grandes pretensiones.

“Una Corona Para Claudia” podría ser la historia de cualquiera de nosotros, de cómo entramos y salimos de la vida de los demás y las transformamos, habla de cómo el amor y la amistad nos vuelven nuestros mundos del revés. Habla del apasionamiento, de saber saborear lo que nos rodea, de apreciar lo que la vida ofrece. Habla de una generación y, sin embargo, hace que los que andamos ya un poco lejos de ahí, nos sintamos parte de la foto porque nosotros también hemos estado en ese lugar. Una función optimista, gamberra y muy luminosa, que aborda su propio drama desde una sonrisa.201604_UnaCoronaParaClaudia_Laura-Racero

Iker Azkoitia, su autor y director, ha sido tremendamente inteligente al tejer la vida de sus personajes -tomándose en serio a sí mismo en su justa medida- confeccionándolos con trazos de realidad y lugares comunes, salpicando el dramatismo con ensoñaciones, referencias a nuestra actualidad y un humor juguetón y algo friki, que le aporta la sal de su propia personalidad; y todo esto rematado con canciones que suceden sin darnos cuenta, que cuando te marchas para casa sigues tarareando. Labor también de Ricky Fan de quien no hay que olvidarse.

Otra demostración de la inteligencia de Iker queda patente al ver el equipo del que se ha rodeado. El elenco es todo cariño y compromiso. Eva Ramos, Laura Ledesma, Jaime Riba y el propio Iker Azkoitia aportan tanta cercanía que no nos extrañaría que sus Claudia, Ifi, Pedro o Adrián pudieran pertenecer a cualquier instante de nuestros días. Es un verdadero placer poder ver actores que nos regalan verdad tanto cuando hablan como cuando cantan, algo no tan frecuente en los musicales, por mucho que me duela hacer esta afirmación.

Quizá la función se merece una producción un poco más cuidada, unos micros que hagan todo más sencillo y algún apunte de dirección que remate esos flecos que se quedan colgando, pero me reafirmo en algo que ya pensé cuando la vi dar sus primeros pasos y es que “Una Corona Para Claudia” es una función que lo tiene todo para ser un éxito teatral. ¡Ojalá esté en el camino!

FICHA:

Título: Una Corona Para Claudia Autor: Iker Azkoitia Música Original: Ricky Fan e Iker Azkoitia Elenco: Eva Ramos, Laura Ledesma, Jaime Riba, Ricky Fan, Iker Azkoitia y Juan Jesús Di Manuel Escenografía: Laura Costero Vestuario: Queguapa.com Espacio Sonoro: Daniel Lizana Dirección: Iker Azkoitia Lugar: Teatro Alfil