Es raro que en teatro se den secuelas, normalmente una obra comienza y termina y el destino de los personajes tras la bajada de telón es cuestión de la imaginación del espectador.

Foto Félix Ruíz

Podemos ver y recuperar mil y una versiones del mismo texto, pero eso de saber qué más pudo suceder con los personajes, se da poco. Sin embargo, Juanma F. Pina, que ha sido muy listo y ha sabido hacia dónde enfocar la dirección de su teatro, ha rascado en el rocambolesco destino de Fer, uno de los personajes de “Lavar, Marcar y Enterrar”, y encontrar las posibilidades escénicas de sus nuevas andanzas en “No Hay Mejor Defensa Que Un Buen Tinte”. La nueva producción de Montgomery Entertainment que se lanza de nuevo a los escenarios para meternos otra vez en la Peluquería CortaCabeza y enredarnos en una nueva locura de ritmo y trama delirantes.

Juanma F. Pina deja los espacios escénicos habituales para volver a los orígenes, allí donde se gestó todo lo que hoy define su teatro, retomando la historia que hace un par de años le dio tantas alegrías en su hábitat natural, la peluquería, y sumergirnos de nuevo en la vida de Fer, quien tras los acontecimientos pasados decide tomar las riendas del negocio y montar una nueva sede de Corta Cabeza, aunque su mano para encontrar empleados de “cordura delicada” provoca que se tropiece con Martha, una mentirosa compulsiva, y con Gustavo, ex peluquero canino, quienes traerán nuevos quebraderos de cabeza a la vida de este hombre que no logra encontrar la tranquilidad.

Foto Félix Ruíz

Una nueva petardada de los Montgomery llena de locura y color, juguetona en su estructura y en sus diálogos, que nos atrapa por el simple hecho de no tener más pretensiones que las de divertir a los que nos colamos en su interior.

Tan sólo hay que acomodarse y dejarse llevar, que nos muestren las gamberradas que se han dedicado a colocar por todo el camino y que logran que nos revolvamos expectantes en nuestros asientos, deseosos de seguir encontrándonos más dosis de esperpento y sorprendiéndonos con cada nueva ocurrencia, locuras tan identificables en el teatro de este autor que se mueven entre lo naif y lo macabro.

Acertadísimo el ritmo, el desquiciamiento de las situaciones y la resolución de cada gag; quizá el final es un tanto atropellado, dándole un remate algo precipitado a la trama, pero el resultado es chispeante. Incluso atreviéndome a decir que supera a la primera parte.

Una comedia que es una auténtica golosina teatral.

Pero esto no solo se consigue con un texto y una dirección adecuados, esto se logra gracias a un elenco que no puede jugar más a favor del montaje:

Foto Félix Ruíz

Mario Alberto Díez, quien logra una estupenda evolución en su personaje, nexo de unión entre la secuela y su predecesora.

Carmen Navarro: es maravilloso lo que hace esta mujer, cómo se mueve por la comedia, el estupendo tono que regala a cada una de sus intervenciones, entregando tanta fluidez y generosidad con su trabajo. ¡Qué cómica tan grande!

Fran Arráez: Él es el derroche de locura que hace que el espectáculo sea un bombazo, una caja de sorpresas; cada vez que su personaje sale de escena y regresa sabemos que traerá consigo un nuevo giro que lo hará todo un poco más delirante si cabe.

Tres cómicos que se entienden, que se comunican y que se divierten como niños, tanto que traspasan. Es un placer que logren engañarnos, creando la ilusión de la improvisación en un espectáculo que está medido al milímetro y donde todo tiene su razón de ser.

Qué bien sienta encontrarse con espectáculos tratados con la sencillez y la honestidad con las que trabaja esta compañía. Es refrescante ver que se hace teatro como el que se nos presenta en “No Hay Mejor Defensa Que Un Buen Tinte”, lleno de ligereza y divertimento; pero es mejor aún cuando transmiten la seriedad y el compromiso con el que ellos lo trabajan. Ojalá mantengan este camino porque creo que es un teatro que, a pesar de ser injustamente infravalorado, sigue siendo muy necesario.

Un viaje por el Túnel de la Risa que al llegar a su final te apetece pedir una vuelta extra.

Título: No Hay Mejor Defensa Que Un Buen Tinte Autor: Juanma F. Pina Elenco: Mario Alberto Díez, Carmen Navarro y Fran Arráez Dirección: Juanma F. Pina Peluquería y Maquillaje: CortaCabeza Sonido: Pablo Cuesta Dirección de Arte: Juan Camblor Producción: Montgomery Entertainment Lugar: Peluquería CortaCabeza