La vida se nos llena de consejos, de formas ajenas de verla, de resolverla, quizá de afrontarla ¡Como si la vida tuviera unas instrucciones para ser vivida!

Crecemos y nos cuentan, y como nosotros no sabemos muy bien por dónde debemos tirar, nos aferramos a todo eso que nos relatan creyéndolo a pies juntillas y luego llega la decepción. Es cierto que la intención no es mala, que quien nos suele aconsejar es porque nos quiere bien, pero cada uno debemos vivir nuestras propias experiencias, con sus batacazos personales, con sus disgustos, con sus inseguridades, con nuestra propia manera de ser feliz que quizá no es la que funcione para el resto.

“(Des)de Los Escombros” texto escrito y dirigido por María Prado, es un canto a la libertad de vivir la vida como se nos presenta, dejando de lado cualquier flecha indicativa del camino establecido. Ella no habla de rebeldía, ella cree que debemos escuchar cuanto tengan que decirnos los que ya han vivido el tramo de camino por el que transitamos, pero nos dice que tomemos el trocito que creamos que nos sea útil y decidamos por nosotros mismos; nunca dos vidas van a salir iguales.

La propuesta planteada desde CuartoyMitad Teatro hace añicos el cuento de la Lechera, lo desparrama y, con esas piezas, construye su posible historia. Cada pedazo que antes era parte de un “todo”, ahora es una nueva forma individual que se abre a nuevas e infinitas posibilidades.

Aquí todo está hecho de pedacitos: Los que hay tirados por la escena, los del corazón de Janis Joplin, los de las historias que se cuentan…Incluso las actrices, que se visten trocitos de pieles para mostrarnos las vidas que fueron, las que son y las que puede que sean.

María Prado ha hecho un ejercicio de deconstrucción vital junto a sus tres actrices, logrando una puesta en escena que dice tanto como ellas mismas; que se transforma y reinventa para cobijar la historia que en ese momento es contada. Ellas, Luna Pareces, Aranza Coello e Irene Maquieira, comprometidas hasta la médula, respiran positivismo, que no buenismo, en cada uno de sus fragmentos. Tres mujeres que irradian fuerza, que se derriten en sentimiento, que se entregan con pasión y son capaces de tocarnos a través de su trabajo. ¡Extenuante! De una entrega absoluta, que habla a través de sus bocas, pero que también lo hace desde sus cuerpos, porque la organicidad de este montaje es tan importante y potente como la propia palabra. Ellas miran con ternura, con miedo, con esperanza, con decisión, se dejan moldear por las historias, juegan la escena ¡Qué importante es esto! Haciéndola y deshaciéndola; se la llevan a su terreno y con ella nos dibujan  el instante por el que quieren hacernos mirar con bellísima nitidez.

La vida no es como nos la han contado y debemos estar atentos a esto, hay que sonreír, estar prevenidos a sus cambios constantes y si se rompe, aprovechemos los pedazos que nos quedan para hacernos una que nos guste más.

Es bonito salir de una función con un pedacito de nosotros transformado y yo creo que “(Des)de Los Escombros” logra esto.

Título: (Des)de Los Escombros Dramaturgia: María Prado Elenco: Aranza Coello, Luna Paredes e Irene Maquieira. Escenografía: Lucía de Retes, Fernando de Retes y María Prado Iluminación: Juanjo de los Ríos Espacio Sonoro: Irene Maquieira y Elena Davidson Producción: CuartoyMitad Teatro Dirección: María Prado Lugar: Nave 73