Llevaba tiempo esperando la llegada de este espectáculo a Madrid, las redes sociales son un vehículo maravilloso para generar expectativas y despertar la curiosidad, y yo, como buen curioso, me entrego de lleno siempre que me es posible, aunque algunas veces quisiera que, por curioso, me sucediese como al gato del refrán. En el caso de “La Hermosa Jarifa” no fLa-hermosa-jarifa-1ue así. La historia deja de lado los celos, los agravios y cuanto conflicto puramente emocional pudiera uno pensar que se va a encontrar en este tipo de teatro. “La Hermosa Jarifa” aboga por la sencillez en su trama. Todos sus personajes basan sus principios en la honestidad, situándola incluso por encima del honor y del amor. Dicho así podría sonar poco atrayente, sin embargo, la función está salpimentada con un maravilloso sentido del humor gracias a esos personajes que rompen con la entereza de sus protagonistas y acaban por atraparnos.

Quizá la historia y el conflicto de “La Hermosa Jarifa” puedan pecar en su sencillez, pero como ellos mismos cuentan en el programa de mano, esta función a lo que nos invita es a “divertir maravillando“; dicho esto, uno solo tiene que sentarse en su butaca y disfrutar.

La forma en la que la historia es contada provoca que el espectador quede prendado de cuanto sucede en escena. Borja Rodríguez ha optado por hacer todo un alarde en la puesta en escena, casi una filigrana teatral; El vestuario de Gabriela Salaberri y la iluminación del infalible Juanjo Llorens son una absoluta belleza que engrandecen la producción. Incluso me atrevería a decir que con este espectáculo el director ha querido hacer un homenaje a las artes escénicas al completo, pues en “La Hermosa Jarifa” uno encuentra danza, canto, música en directo, interpretación, títeres o teatro de sombras; disciplinas que se mezclan con un gusto exquisito, ofreciéndonos un espectáculo mágico, como un cuento susurrado antes de dormir.La-hermosa-jarifa-6

La función contiene un sentido estético delicado, lleno de belleza, que luce gracias a las interpretaciones y la entrega de todo su elenco, que juegan al más puro estilo de las compañías de saltimbanquis, todos participan de las canciones, de los bailes, de las actuaciones, transmitiendo un apetecible aroma a corrala.

Un ejercicio actoral milimétricamente calculado, los movimientos, las coreografías, el ritmo del texto, todo es armónico en el montaje y, sinceramente, es gozoso encontrarse con un trabajo semejante. Tanto que no me explico como ha sido programado tan pocos días en Madrid.

Daniel Holguín y Sara Rivero son una pareja escénica perfecta, sus Abindarráez y Jarifa, tienen la dosis apropiada de carácter y ternura para no resultar almíbar puro, aunque no se puede negar que en el momento que están frente a Rodrigo de Narváez, estupendo Fernando Huesca, de tan honestos que son, llegan a rozar la pesadez.

Antonio Gil y Carles Cuevas son dos maravillosos bufones que se meten al público en el bolsillo. Divertidos, juguetones, pícaros, encantadores. Fantástico contrapunto.

Inés León es la emoción hecha cantLa-hermosa-jarifa-5o, ¡qué barbaridad!, qué forma de transmitir. Qué placer cada vez que su voz inundaba el Pavón. Lo mismo que encontrarse con Cristina Arias y Francis Guerrero dibujando con su presencia el sentir de cada momento.

Sin olvidar a esos músicos en directo que además de acompañar las canciones, vestían y ambientaban con sus instrumentos cada cuadro de la función.

Un espectáculo hecho con mimo y plenamente disfrutable, que merece quedarse una temporada más larga que esos insuficientes cuatro días en cartel.

Título: La Hermosa Jarifa Autor: Borja Rodríguez (A partir de la Historia del abencerraje y la hermosa Jarifa de Antonio Villegas) Dirección: Borja Rodríguez Elenco: Daniel Holguín, Sara Rivero, Fernando Huesca, Antonio Gil, Carles Cuevas, Inés León, Cristina Arias y Francis Guerrero Músicos:  Alberto Centella, Raúl Mannola, Javier Valdunciel y Miguel Gasco Vestuario: Gabriela Salaberri Iluminación: Juanjo Llorens Escenografía: Ricardo Sánchez Cuerda Dirección Musical: Alberto Pérez Centella Coreografía y Movimiento: Nuria Castejón Lucha Escénica: Pedro Almagro Voz y Verso: Pepa Pedroche Lugar: Teatro Pavón