Título:
Perdona Bonita Pero Lucas Me Quería A Mi

Lugar:
Teatro Infanta Isabel

Autor:
Félix Sabroso
Dunia Ayaso

Elenco:
Octavi Pujades
Victor Formoso
José Carlos Campos
Antonio Nieves
Lili Quintana
Yanely Hernández
MariCarmen Sánchez

Escenografía:
Victor Medina

Vestuario:
Unai Telleria

Iluminación:
José Manuel Guerra

Musica Original:
Germán G. Arias

Dirección:
Israel Reyes



De vez en cuando me apetece buscar propuestas mas ligeras, que me hagan pasar un rato divertido sin tener que romperme la cabeza y rebuscar en la cartelera para intentar descubrir una nueva joya escondida…
Con esta idea acudí el pasado jueves al Teatro Infanta Isabel, buscando un momento divertido y petardo. Si que es cierto que no iba con la mejor de las predisposiciones, había visto vídeos promocionales por internet que no me convencían del todo, pero bueno, teniendo en cuenta que, en su momento, con la película me lo pasé estupendamente y que la adaptación venía de los mismos autores, Félix Sabroso y Dunia Ayaso, estaba convencido que los vídeos no le estaban haciendo justicia…
La historia, igual que en la película, nos cuenta como un trío de gays a punto de ser echados del piso que comparten por falta de dinero, buscan un nuevo compañero que les ayude económicamente para poder salir a flote. En esa desesperación aparece Lucas, el hombre perfecto, convirtiéndose en el objeto de deseo de los tres, por supuesto no pierden el tiempo y le proponen que se quede a vivir con ellos.
Desde ese mismo momento comienza la batalla entre los amigos para lograr conquistar a Lucas, pero un buen día aparece asesinado. Llaman a la policía, sin pensar que estaban complicando todavía mas la historia, pues las policías que aparecen para investigar el caso se encontrarán mas involucradas en el asesinato de lo que se esperaban.
A la historia, que ya de por si tiene suficiente miga para entretener, le han querido añadir un ingrediente mas ¡Convertirlo en musical! Jugando entre melodías originales, canciones ya incluidas en la película y mezcla de canciones conocidas con letras ligeramente alteradas. Algo que no funciona en ningún momento, creo que las canciones están metidas con calzador y no aportan nada al desarrollo de la historia, tan solo podría salvarse el momento flash-back de los tres chicos explicando sus versiones de los hechos, pero para cuando llega ese momento, mi interés ya se había perdido.
En mi opinión es un intento fallido por sacar adelante una función con muy buenas intenciones, pero que creo que no funciona como debería. De ser una comedia “marica” muy divertida y sin grandes pretensiones, que lleva al límite una situación ya de por si surrealista, pasa a convertirse en un sketch sacado de un programa estilo “Noche de Fiesta” excesivamente alargado. 
Los personajes funcionan a golpe de chiste, las reiteraciones con algunas situaciones llegan a ser cansinas… y si a esto se le añade que algunos actores no consiguen afinar una sola nota… A mi personalmente me enfada.
A estas alturas se presupone que si se presenta un musical en Madrid, en un teatro como este, debe llevar un mínimo de calidad y ese mínimo que se exige es que el elenco sepa cantar, si no se quiere o no se puede ofrecer un resultado correcto, lo mejor es cortar las canciones y presentar la función con su texto original, sin mas, seguro que la cosa funcionaría mejor. Me enfado porque las entradas están caras, el público escasea, el 21% nos come los bolsillos a todos y esto no ayuda, no es de buen recibo sentarse en la butaca a oir desgañitarse a un actor que no llega a las notas, lo siento, pero es así. Hay mucha gente preparándose como para encontrar algo de este calibre en un teatro de la red comercial… Es igual que lo de “hacer de”, ¿por qué hay un actor “haciendo de” gordo en vez de contratar a uno que lo sea y darle un poco de verosimilitud a la obra? Si tiene una justificación no logré encontrarla.
Es cierto que hubo gente que se reía con ganas y aplaudió entusiasmada, eso quiere decir que si tienen su público y por ese lado yo me alegro, eso quiere decir que hay gente que ha visto y ha entendido lo que a mi se me ha escapado. Sé que detrás hay un esfuerzo que espera ser reconocido, pero pienso que todo está hecho buscando un resultado que se conforma con agradar a unos cuantos, cuando podría haberse convertido en una función absolutamente divertida y alocada y me da pena y rabia, no puedo evitarlo.
En fin, no siempre se puede acertar con lo que uno va a ver…