Título:
El Tiempo es un Sueño

Lugar:
Teatro Auditorio Fedrico García Lorca

Autor:
Rafael Álvarez “El Brujo”

Intérprete:
Asunción Balaguer

Dirección:
Rafael Álvarez “El Brujo”

Tras salir deslumbrado de ver a Asunción Balaguer en Follies, quedé con ganas de mas, de sentarme y dejarme deslumbrar por su ternura, por su saber hacer en un escenario y dejar que me contara lo que le diera la gana.
Hace no mucho me enteré que estrenaba un monólogo llamado “El Tiempo es Sueño”, escrito por Rafael Álvarez “El Brujo” y que él mismo la iba a dirigir… No pude evitar frotarme las manos, precisamente eso es lo que me apetecía de ella, ¡Asunción Balaguer en estado puro!
El monólogo se estrenó en el Teatro Español, por tiempo limitado; yo pensaba que se me iba a escapar, pues por fechas no llegaba nunca a encajarlo en la agenda, hasta que me enteré que una semana después de cerrar el telón en el Español, iba a tener la suerte de poder verla en casa, en Getafe, en ese teatro que tantos recuerdos me trae, el Teatro Federico García Lorca. Compré entusiasmado las entradas para no perdérmela ¿y la verdad?… Hubiera sido mejor así, haberme quedado sin entradas y conservar el recuerdo de ese gran momento que vivimos en Follies…
Hacía mucho tiempo que no veía en escena un texto tan aburrido. Un texto que pretendía contar un fragmento de la vida de una maravillosa actriz y que se convierte en una maraña de recuerdos insustanciales. De hecho cuando finalizó, la mitad del público se quedó esperando, pensando que era el descanso y eso sucede porque la línea que sigue es tan confusa que en ningún momento está claro hacia donde nos quiere llevar.
Actriz, escenografía y música totalmente desaprovechados…
Estoy convencido que la vida de Asunción Balaguer es mil veces mas interesante de lo que se nos plantea en este monólogo y que si la hubieran dejado libre del corsé del texto, ella misma hubiera contado con mucha mas pasión y belleza, el momento en el que Paco se cruzó en su vida, que a fin de cuentas es lo que nos viene a contar. Ese momento de su vida en el que encontró el amor, que la agarró y jamás la volvió a soltar. 
Si el texto se hubiera centrado en ese momento, solo en ese momento, sin intentar hacer juegos de palabras e idas y venidas sin mucho sentido, el espectáculo se hubiera llenado de sentir y de emociones que no se han encontrado o que al menos no han logrado calar en el espectador. Esta actriz tiene las suficientes tablas y carisma para embelesarnos, sin necesidad de dar ese aire de ensoñación a todo, esa poesía insustancial que ni la propia actriz es capaz de llevar a buen puerto.
Francamente quedé muy decepcionado y espero que en algún momento pueda volver a sentarme en un teatro y gozar de la esencia de esta gran actriz, haciendo algo que esté a su altura y la haga justicia. Es una pena perder la oportunidad de poder hacer algo realmente grande con esta inmensa mujer.