Hace poco, cuando fui a ver “¿Quién Teme a Virginia Woolf?” en el Teatro de La Latina, pasé al lado del solar que quedó después del derribo del polideportivo cubierto que había en La Cebada. A través de un acceso abierto entre las vallas metálicas vislumbré que algo se cocía dentro, pero tampoco le di mayor importancia. Total, era un sitio vallado, lleno de grafittis y, aparentemente, de “trastos”… proseguí camino de mi casa aparcándolo en mi memoria. Cosas de la vida.

Han pasado varias semanas de aquello y ahora me encuentro en ese mismo lugar, descubriéndolo con otros ojos. Entro por ese mismo acceso que vi la anterior vez y descubro un espacio completamente diferente al que me imaginaba, incluso los “trastos” no son trastos, son huertos, bancos, escenarios, almacenes, canastas… Un lugar con una atmósfera especial, con cierto aire de creatividad. Por un lado están los chicos jugando la baloncesto, por otro, gente tocando el violín, otros preparando una proyección para cuando caiga la noche, gente sentada leyendo o charlando… y al fondo, bajo un armazón de hierro está la gente que han hecho que llegue hasta allí.

El elenco del “Don Juan Tenorio en La Cebada” junto a César Barló, director de esta función que se representa por segundo año consecutivo; ya están manos a la obra ensayando el montaje que van a presentar los próximos días 31 de Octubre y 1 de Noviembre en ese mismo espacio.
Antes de darme a conocer me quedo en un rincón, observando todo lo que hacen, escuchando los versos de Paco Puerta comoDon Luis Mejía. Es el cuadro que toca ensayar hasta que llegue el coro y puedan comenzar con la escena de Don Juan en el cementerio.

Foto Andrés Mier. Acto VI.Maestro de armas con Capitán Centellas y D.Juan

Enseguida llega Elena López, Jefa de Comunicación del proyecto, quien ha contactado conmigo para mostrarme todo el trabajo que están realizando y quien me acompañará durante el rato que pase junto a ellos.

Aprovechamos un momento de parón para presentarme a César Barló, y los dos me acompañan por todo el espacio donde se representará la función, explicándome el recorrido de este montaje itinerante; siete espacios diferentes, uno por cada acto, uno para cada Don Juan.

Foto Julio Martínez. Acto II.Brígida y D.Juan

Nada de lo que se verá el 31 y el 1 será lo que podríamos llamar un montaje al uso. Respetando el texto, bajo una adaptación de César, nos vamos a encontrar con una función completamente diferente, dejando los espacios cerrados para otros montajes. Aquí el público abandona la pasividad de la butaca y es quien se  acerca a ver cómo avanza la historia en los diferentes emplazamientos creadas a lo largo y ancho de La Cebada.

La idea de hacer “Don Juan Tenorio en La Cebada” surgió un día que César vino a este espacio a ver un concierto, le gustó el lugar y se acercó a una de las asambleas semanales que AVECLA (Asociación de Vecinos Centro-La Latina) organiza, proponiéndoles hacer “El Tenorio”, dadas las fechas y que todos los vecinos lo conocen y a todo el mundo le gusta el texto de José Zorrilla; ellos aceptaron y, tras el éxito obtenido la asociación El Campo de Cebada, que es la otra asociación que gestiona el espacio, les pidió volver a repetirlo este 2012. Pero él no quiso quedarse en lo de siempre, si no que había que hacer algo que resultase atractivo para todo tipo de público; de ahí surgió la idea de realizar un montaje itinerante dentro del espacio, con un equipo de mas de 40 personas, que mezclara el clásico con la actualidad, a los actores con los espectadores, el verso con el rock… Lo que ellos no se esperaban era que la expectación que se generó fuera tan grande. No contaban con que se quedara tanta gente fuera como la que entró en el recinto. De hecho tuvieron que decidir “in situ” el prorrogar y hacer una función extra el día 1 de Noviembre, con lo que este año directamente han decidido hacer las tres funciones y que nadie se quede fuera sin poder verlo.
Una propuesta abierta tanto a los vecinos como a todo aquel que quiera acercarse y disfrutar de un “Don Juan” tan original y hecho con mucho cariño.

Foto Andrés Mier. Acto V. Don Juan y Avellaneda.

Se ha optado por tener siete actores diferentes representando el papel de Don Juan, tantos como instantes vive el personaje. Al igual que sucede con el personaje de Doña Inés, que encarnan cuatro actrices distintas. Cuatro mujeres mostrando una Doña Inés dueña de su propio destino, haciendo que el espectador rompa con esa imagen de mujer débil a la que nos tienen acostumbrados en otras propuestas.

La gente que se ha embarcado en este proyecto lo ha hecho de manera desinteresada, tanto el equipo artístico como el técnico lo hacen por el hecho de querer acercar a los vecinos la tradición de representar “El Tenorio” en la noche de Todos los Santos que, en los últimos años, parece haberse perdido.

Foto Julio Martínez Acto III.DªInés,abadesa y D.Juan


César Barló se ha rodeado de profesionales que ya han trabajado anteriormente con él, algunos vienen de la RESAD, otros de su compañía AlmaViva… Nadie pretende lucrarse con este montaje, no hay dinero, ninguno cobra, la entrada es gratuita; el sentimiento que les mueve para llevarlo a buen puerto son las ganas y la ilusión de cada uno de estos profesionales, que se entregan a los ensayos con la misma disciplina con la que se entregan a otros proyectos en los que actualmente están trabajando.
El único dinero que ha entrado ha venido por parte de algunos vecinos que han querido ofrecer su apoyo, y de los “mecenas anónimos” que han aportado algo de su bolsillo a través de una web de “crowdfunding” y que se destinará al alquiler del equipo de luces y sonido necesarios para poder llegar sin problema a cada uno de los 550 espectadores que tendrán cabida por representación.

Tanto César como Elena me hacen una puntualización al finalizar el ensayo; que aunque la obra es la misma del año pasado, quien acuda a verla no va a ver el mismo montaje; de hecho César me comenta que la escena del comienzo, que el año pasado incluía una versión del “Satisfaction”de los Rolling Stones, este año va a cambiar, que será algo igualmente potente, pero completamente diferente…

Foto Paloma Rodera. Acto III
Ya sabéis los que me leéis y os paseáis por el blog que yo siempre me dejo llevar por las sensaciones, que lo que me impregna cuando visito los ensayos o a los profesionales que acceden a encontrarse conmigo, es lo que procuro transmitir por aquí; prefiero dejar lo analítico para los entendidos y limitarme a hablar desde mi posición, la de espectador; y puedo deciros que el rato que pasé con ellos, siendo un personaje anónimo, viendo los ensayos, oyéndoles hablar y dejándome llevar, me transmitió una energía brutal, una sensación de compromiso impresionante, que merece una atención especial.

Se nota que César ha sabido ofrecer este reto a las personas adecuadas. La implicación que se destila de lo que me rodea en La Cebada es enorme. Una propuesta que no todo el mundo aceptaría… Regalar tu tiempo a un proyecto del que todo beneficio sea la satisfacción de estar realizando algo de tanta calidad como la que se ofrece en cualquier teatro, pero de manera altruista, para recuperar una tradición perdida para los vecinos de un barrio, no está hecho para cualquiera.

Foto Paloma Rodera. Don Juan

Os invito a que los sigáis por facebook: DonJuanTenorioenlaCebada, les escribáis un mail para despejar cualquier duda que os surja o si queréis enteraros de mas detalles a donjuantenorio12@gmail.com e incluso contactéis por Twitter para enteraros al momento de cualquier novedad: @dJuanTenorio12

Nadie puede faltar a la cita de este “Don Juan Tenorio en La Cebada” y conseguir con ello que se instaure como una tradición que podamos disfrutar año tras año, tal y como sucedía antes.

Os dejo el enlace para que podáis ver el teaser de la obra: Vídeo Don Juan Tenorio en La Cebada 2012