Es difícil poder explicar a alguien que desconoce RENT lo que significa volver a vivirlo en directo después de 11 años desde su estreno en el mismo Teatro Coliseum. Los sentimientos que te despierta, lo mucho que uno se involucra con los personajes, las ganas de sentir que tú también estás en escena con ellos…

Y es que RENT para muchos ha significado ver plasmado en un musical su propia vida. Quizá suene a exageración, lo sé… Pero si lo ves, puedes escoger fragmentos de la función y seguro que te sientes identificado. Es el reflejo de toda una generación. Una visión muchas veces poco amable de la vida, pero mostrada no como un golpe en la cara, si no como una presencia que te rodea por los hombros y que te acompaña diciendo “yo sé lo que sientes porque siento lo mismo”. Es sentir lo agridulce de la vida, pero desde dentro, lo que te lleva a verlo como tuyo, olvidándote del distanciamiento que puede sentir un espectador en otra función… No sé, es casi como una filosofía de vida…

Supongo que ese es el motivo por el que anoche todos acudimos a vivir de nuevo esa sensación, por lo que no pudimos dejar de disfrutar.

Salí con la agradable sensacion de que esa no sería la última vez que cruzaría mi vida con Roger, Mark, Mimi, Angel, Collins, Maureen, Joanne, Benny… ¿No será que lo de anoche, a parte de lo benéfico del evento gracias a Apoyo Postivo, no fue una especie de “testeo” para barajar la posibilidad de una vuelta del musical a los escenarios españoles? ¡Soñar es gratis! Pero ayer, salvo alguna excepción, yo diría que tuvimos un mas que posible nuevo elenco para traerlo de vuelta… ¡Ojalá!

Me reí y me emocioné como la primera vez y eso no solo es debido a lo mucho que me gusta este musical. El trabajo de los actores traspasó la boca del escenario y planeó por el patio de butacas, la gente tenía ganas de Rent y eso es lo que nos dieron.

Destaco la emotividad de Edgar Martínez como Collins, he de confesar que era el mayor de mis miedos; en el anterior post en el que hablaba de este concierto ya lo decía, “I’ll Cover You”, concretamente el reprise, es mi canción favorita, la que me pone cada vez que la escucho el alma en carne de gallina y anoche lloré en mi butaca como la primera vez que viví RENT. ¡Qué bonito!

También disfruté mucho con Maureen y Joanne (Xenia García y Sara Pérez), me creí completamente su relación y me gustó mucho su “Take me or Leave me”, con algún mínimo bajón de energía, pero muy bien resuelto. Hicieron de estos personajes dos mujeres de carne y hueso que me volvieron a conquistar.

Muy buena puesta en escena. Sencilla, con los elementos mínimos, pero muy bien utilizados. Bonito detalle el lazo rojo gigante en el momento de “Contact” y bastante bien engrasados todos los cambios, fluyendo con toda naturalidad de una canción a otra. ¡¿Qué decir de las voces y de la banda?! Que conseguisteis que todos saltáramos de las butacas para aplaudiros como locos… aunque no os perdono que no nos regalarais un bis! creo que muchos nos quedamos en la butaca confiando que volveríais a aparecer, pero… si dejarnos con la miel en los labios es dejarnos deseando mas de vosotros y de este musical… No importa.

Me siento afortunado de estar viviendo este grandísimo momento que palpita en Madrid con todos los recitales de los últimos meses. Creo que nunca antes había habido, en este tipo de espectáculos, esta calidad tan de seguido… Aunque confieso que me da un poco de miedo cuando se nos vayan “Los Miserables” de la cartelera madrileña porque, las ganas de hacer cosas y la creatividad que están demostrando todos sus componentes fuera del escenario del Lope de Vega, se va a extrañar… Ojalá me equivoque y esto sea solo la mecha de lo que va a ir viniendo después; que tanta gente válida que todos sabemos que hay ahí fuera se lance y arriesgue y, lo mas importante, que los que tienen opciones les brinden la oportunidad de demostrarlo como están haciendo hasta ahora.

“The opposite of war isn’t peace…it’s creation ¡Viva la Vie Boheme!”