Me produce mucha tristeza ver como en los últimos meses estamos despidiendo a grandes actores y actrices de toda la vida…

Es ley de vida, pero a uno le puede el corazoncito y se apena cuando nos deja gente como María Isbert. Actriz con un apellido con solera y que desprendía un cariño tremendo.
¡Descanse en paz!