Solo lanzo un beso hacia el cielo, allá donde hay estrellas, allá donde seguro que descansa Florinda Chico. Y es que su marcha me ha entristecido muchísimo, lo mismo que cuando su compañera inseparable Rafaela Aparicio se fue… Un hueco casi familiar, y es que crecí viéndola, riéndome con ella, haciéndola parte de mi casa… No puedo pensar en mi infancia sin Florinda en pantalla, esa voz, esa mujerona tan presente en mis días de niñez… Gracias por tan bonitos recuerdos!
Seguro que su esencia va a permanecer en nosotros.
Hasta siempre!!!