Ya sé que la película lleva estrenada ni se sabe cuanto tiempo, pero bueno, es que uno no puede ir a ver todas las películas en la semana de su estreno… qué mas quisiera!

Advertencia. El que no haya visto la peli en cuestión y tenga intención de verla, que deje de leer cuando yo avise porque, al llevar tanto tiempo en cartel, no voy a hacer una crítica al uso y voy a desvelar datos que quizá fastidien la película a mas de uno. Advertidos quedáis, después no me vengais con “monsergas”, como diría mi abuela… Aunque de momento puedes seguir leyendo… si es que te interesa, claro!

La película, dirigida por Guillem Morales y producida por Guillermo del Toro, me tuvo entretenido todo el metraje, no voy a negarlo. Es divertida y sabe mantener la tensión. De hecho, aunque muchas veces es molesto, era divertido oir los comentarios del público en ciertas secuencias. Eso significa que funciona y la gente se involucra. Como digo, tiene ciertos momentos tensos y que te hacen agarrarte a la butaca esperando a ver qué mas puede suceder…

Belén Rueda cada día me gusta mas. Espero y confío que siga siendo así y que sus trabajos vayan a mas, pero que su físico no nuble las posibilidades de papeles interesantes. Digo esto porque la veo como una especie de Nicole Kidman a la española, ¡ojo! en la época en la que apuntaba alto… hasta que le dio por aficionarse a los retoques y perdió toda expresión posible, que creo que es lo peor que puede hacer un actor/actriz que se precie de serlo. La veo bastante creible, incluso a veces me la he llegado a imaginar como si fuera una de aquellas “actrices-tipo” que tanto le gustaban a Hitchcock y que protagonizaban sus films, como Ingrid Bergman, Kim Novak o Grace Kelly.

Lluis Homar es a día de hoy uno de los actores españoles que mas me gusta como trabaja, me creo todo lo que hace y lo disfruto mucho. Me atrapa con todas sus propuestas. En mi opinión, que él esté en el reparto, es garantía de ver un buen trabajo actoral. Que no quiere decir que la película en la que esté sea buena, hablo de él como actor.

Y aquí es donde le pido al que quiera ver “Los Ojos de Julia”, que deje de leer hasta que la haya visto. Y ya de paso, le pido que cuando lo haya hecho, vuelva y me deje su opinión. Gracias de antemano.

Creo que el guión, escrito por el propio director Guillem Morales y Oriol Paulo, hace aguas en algunos momentos, y aquí vienen mis preguntas sin respuesta satisfactoria:

– ¿Cómo es posible que la niña que sigue a Julia se cuele en el piso del asesino? Sí, comenta que entró por la ventana, por la que pretenden escapar, ¡pero si en un plano vemos que vive a considerable altura!

– ¿Por dónde se quiere llevar a Julia con una venda en los ojos?

– Si Julia no se sobresalta con un cuchillo casi arañándole la retina, ¿cómo se sobresalta de esa manera cuando descubre un cadaver en el congelador? ¡Si hace un momento ha visto a una muchacha con un cuchillo clavado en la boca!

– ¿Cómo hace el asesino para llevarse al marido de Julia, si él es un “tirillas” y Lluis Homar un “hombretón”?

– ¿Por qué no se nos explica en ningún momento cómo hace el asesino para ahorcar u obligar a ahorcarse al personaje de Lluis Homar?

– ¿Cómo puede cortar los cables de la luz del garaje y robar el disco duro donde estaban las imágenes de la cámara de vigilancia casi simultáneamente, si por lo movimientos del vigilante cada cosa está en un lado diferente y todo ocurre casi a la vez?

– Si, Iván, el real; ha desaparecido, ¿cómo es que el hospital no manda un sustituto a cuidar de Julia? ¿Nadie le hecha en falta en un lugar tan pequeño?

Y seguro que hay alguna mas que ahora mismo no se me vienen a la cabeza, pero seguro que comentamos a la salida del cine.

Con todo esto no quiero hacerme el listillo, si no que las lanzo para ver si alguien me puede dar una explicación coherente y poder decir que la película me gustó en todos los sentidos. Porque como dije al comienzo del post, la película me gustó, mi parte mas visceral la disfrutó, pero todos estos datos me hacen que la parte lógica de mi cabeza se plantee si realmente me ha gustado… No sé si he sido el único que le ha pasado, pero ya digo, que si alguien es capaz de explicarme todas estas incógnitas, le estaré muy agradecido.