Qué gusto da muchas veces dar rienda suelta a tus instintos mas bajos! Olvidarte de los porque sí y porque no! y es que a veces apetece sentarse y disfrutar de un espectáculo donde todo entra por lo ojos por el placer de ser así, sin mas.
Hablo de la serie “Spartacus. Blood and Sand”. La descubrí por casualidad, leyendo un artículo, me picó la curiosidad y comencé a verla…
Tiene un ritmo frenético, todo a borbotones, como la sangre que emana de las heridas de sus protagonistas. Con esa estética de comic barato y de ese estilo creado a raíz de “300”… y es que la mano de Sam Raimi se nota, ese rollo “cutre” de “Terrorificamente Muertos”, pero con gran presupuesto, es lo que destila esta serie.
Se la recomiendo a todo aquel que quiera ver la parte mas sucia de la época de los gladiadores, malas palabras, sexo, sangre, polvo, lucha, malos malísimos y buenos con un firme propósito de salvarse sea como sea…
En esta serie todo vale, sexo mas explícito de lo que viene siendo haitual en una serie, violencia desmedida, luchas encarnizadas con miembros amputados, desgarros, sangre en exceso, tetas, tíos en pelotas, sucios y sudorosos, mezclado con música ensordecedora y potente. Lo que digo, para dejarse llevar y disfrutar del espectáculo sin mas!
Olvídate de las mojigaterías y a babear frente a la pantalla de la tele!!!